viernes, 5 de junio de 2009

Crónica apresurada del Saló de Barcelona


Pasada la resaca post-salonera, voy poniendo poco a poco mi vida al día.

Este ha sido un Saló bien raro, por un lado, en los años que llevo yendo, ha sido el primero en el que apenas he tenido tiempo para verme con nadie y poder comer o tomar unas cañas con tranquilidad, todo ha ido apresuradamente por el tema de las firmas y las entrevistas, una pena porque me quedé con ganas de poder hablar con más calma con un montón de gente que hacía tiempo que no veía, e incluso con gente a la que tengo la suerte de ver más o menos a menudo, como son mis compañeros de Polaqia, entre otros, supongo que será síntoma de que ya no soy el chaval de ventitantos que en 2005 acudió por vez primera al evento barcelonés con la carpeta debajo del brazo, y eso, creo, es bueno.

Pero en cambio, aunque sea fugazmente, si que han ocurrido cosas estos días pasados en Barcelona que llevarse bien agarradas al recuerdo; como que viniera Scott McCloud a pedirme que le dedicara un ejemplar de "La tetería del Oso Malayo", o charlar de nuevo -aunque fuera brevemente- con ese gigante humano y artístico que responde al nombre de Pasqual Ferry.
Y charlar sobre lo divino y lo humano con Luis Bustos, otro grande y una de las personas con las que más tiempo compartí este Saló.
También supuso un verdadero oasis entre el ataque a lo George A. Romero de otakus el poder escaparme del Saló para una entrevista para el Manglar y una sesión de fotos con Valentín Vañó y Xoán Marín (ole y ole su "Olimpita"), respectivamente aunque a la vez, a los que no conocía y me resultaron unos tipos fantásticos, excelentes conversadores, gente con la que da gusto compartir un café y hablar de tebeos, de la vida.
Y volverme a topar con Joaquin Reyes tras los Goya y esta vez estando yo sin ninguna sustancia etílica circulando por mi organismo propició una amena conversación que me alegró la tarde del viernes más que si me hubiera llevado un premio esa noche.

También fue un momento realmente emocionante cuando me descubrí en los agradecimientos del nuevo tebeo de Sagar Forniés y Andreu Martín que acaba de editar Astiberri: "Dimas" -por cierto; lectura indispensable- cosas pequeñas y hermosas como esa hacen que sientas que no solo somos autores, sino también personas, y que los brindis a la luna, las noches de confesiones etílicas, las cenas y las charlas sobre westerns y supervillanos siguen siendo mucho más importantes que hacer tebeos.

Conocí tambien en las firmas de la FNAC a Jordi Pastor (Que acaba de sacar un tebeo muy chulo llamado "Vaquero") y a Barbucci, el dibujante de Sky Doll, y ambos me parecieron gente majísima.

Fué tambien el Saló en el que más licor café circuló; dos botellas que me traje yo, las que tenía Sanmi en el stand gallego -que no sé cuantas serían pero nunca se acababan- y hasta para mi sorpresa Sagar se trajo una el domingo por la tarde a las firmas de Astiberri.

Y mucha más gente fabulosa que por tiempo no puedo ponerme ahora a enumerar, unos ya viejos conocidos y compañeros de fatigas, otros nuevos.

Al final no pude traerme para casa en la maleta el premio al mejor dibujo por "Cuaderno de Tormentas", pero la verdad es que desde un comienzo no contaba con ello, en cambio las entrevistas con los editores extranjeros han ido de fábula y aguardo en breve poder contar algo al respecto -por el momento no quiero ni imaginarme nada- y eso sí es un premio de los gordos,
y he cerrado un par de acuerdos para mis próximos libros en España, con lo cual queda cuerda para rato.

En fin, el Saló más cansado de los que he tenido hasta la fecha, pero uno de los más productivos y emocionantes.

Y si, ver mi cartel en grande y por todas partes casi me arrancó una lagrimilla de emoción.

Y esta foto que acaba de enviarme Guibo ilustra perfectamente como ha sido de trepidante para servidor el Saló de este año; un no parar!!

Seguimos trabajando, muchas gracias a todos.

9 comentarios:

KARDELLE dijo...

de puta madre tio, me gustó tu cronica y como no conozco a la peña que nombras eche un vistazo al gogle y vaya cracks incluido usted,jaja..un abrazo espero volver pronto al tajo, ke este ERE me esta dejando agorafobico...
att.mexicano

Oh! Lady Pankop dijo...

Ud. que tiene pinta de saber, el poster de el saló lo vendian? (en formato de estar por casa digo)
Y despues de comprarlo tu lo firmabas?
Es que me encantó,aun no se porque y esperaba averiguarlo en mi casa un dia cualquiera al mirarlo xDD

Porque mira que busque... Este año no ha dado tiempo a nada d nada.

Un saludo

PD: Eres un crack!

Mar dijo...

Yo tengo muy buen recuerdo de este Saló y sí, las cosas han ido como a mil por hora, corriendo de un lado para otro y sinpoder hablar -contigo, por ejemplo- tanto como me hubiese gustado, pero ha sido un buen Saló (aunque echando mucho de menos a Fer, aunque él no termine de creérselo)

Biquiños

David Fernández dijo...

Parece que muchos de los que hemos ido al Salón volvemos con la misma sensación de fugacidad y ajetreo. Un placer hablar contigo, como siempre, aunque fuera de forma tan breve.

A ver si en Viñetas desde o Atlántico se tercian unas cañas (o un licor-café)con más calma.

Un abrazo!

PD: me alegro de que profesionalmente haya sido un salón tan fructífero. Espero que no tardes en comentarnos por aquí algo acerca de esos futuros proyectos.

Juan Palacios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Palacios dijo...

No sé porque yo sabía que estaría usted ajetreado y por eso deje mi "Cuaderno de Tormentas" en casa esperando que otro día me lo firme.
Al menos puede darte una copia de "Roma A La Vista" espero que te gustase...

Sr.Unpoco dijo...

Yo creo que pillaste lo que yo llamo un "FINDE SÚBITO", que son esos que van a una velocidad fuera de lo común, que el tiempo no existe si no lo compras de contrabando en el extrarradio, a gente con cara de pocos amigos. El Saló cayó en un finde con puente (el lunes era festivo) y eso cambió un poco todo. Yo quería verte y regalarte lo del año pasado, un GRACIAS de nuevo, que es barato pero siempre agrada. Al final no coincidí con NINGÚN AUTOR de los que quería conocer (este año me pirraba ver a Barbucci). Quien sabe, el año pasado será dieferente, que siempre es positivo, sea veloz o torpe y lento. No obstante, ni que sea virtual sin que puedas apreciar esa sonrisa y esos ojos que me brillan, yo te digo lo que no te dije entonces: GRACIAS.

Pedro Marchán dijo...

Doy fe de las prisas. Un servidor, fiel lector y admirador, pasó el viernes tan cerca de usted que incluso rozaron brazos pero no quiso molestarle, aunque de buen grado hubiese mantenido una charla, etílica si es para no perder la costumbre, por no entrometerse entre la nube de cuatro o cinco personas que le rodeaban y, por descontado, para no parecer un fan desaforado por una firma y un dibujo. En cualquier caso lo máximo a lo que hubiese aspirado era a darle las gracias, como suelo hacer por estos lares virtuales. En otro salón, tenga por seguro, Sr. Rubín, que le tiraré de la camisa bien fuerte para que no se escape.

P.D: ¿Tiene algún apartado de correos o dirección donde enviarle un presente? Adjunto mi dirección de email, por si las moscas.

Anónimo dijo...

Hello, as you may already noticed I'm recent here.
I will be happy to receive any help at the start.
Thanks and good luck everyone! ;)